fbpx

Para muchas personas vivir cerca del mar es un exquisito sueño, y realmente despertar y ver el mar te alegra el día, pero ¿sabías que vivir en zonas cerca de la playa tiene consecuencias? Se trata de la corrosión, este es el enemigo de vehículos, lanchas y distintos artículos de metales. La brisa marina trae consigo partículas de cloruro de sodio, lo que produce el óxido.

La corrosión es un desgaste que se produce por una reacción electroquímica. La corrosión atmosférica es la que produce mayores daños, y la razón es por el efecto de los agentes corrosivos presentes en la atmósfera, tales como: el oxígeno, el dióxido de carbono, el vapor de agua y compuestos de azufre y cloro.

El agua salada acelera en gran manera el proceso de oxidación, lo que quiere decir que las embarcaciones corren un mayor riesgo de deteriorarse de forma acelerada. La humedad es la fuente principal de oxidación y es necesario realizar un trabajo de mantenimiento preventivo constante en cualquier tipo de flota marina para su óptimo funcionamiento

El tema de óxido producido por la atmosfera y el mar no se puede evitar, pero si prevenir con un antioxidante especial que te ayude a mantener tus bienes sin perderlos o que se deterioren. En LUBVENCA contamos con productos a base de ácido fosfórico, un desoxidante pasivador concentrado de uso general, que actúa por contacto, acondicionando el metal mientras ejerce su acción desoxidante, removiendo óxido, manchas, carbón, etc. y dejando la superficie suave y limpia. Tenemos disponibles diferentes concentraciones para adecuarse a sus necesidades.